inspiradores,

En busca de la inspiración

15:06 Sonia Alejandra 1 Comments

Seré egocéntrica, pero yo soy de esas personas a las que -gracias a Dios- la imaginación no le falla ni una sola vez, que siempre está pensando en su próxima trama, o soñando los próximos mundos. (La verdad es que a veces me abruma pensar e imaginar tanto...) El otro día estaba escribiendo la historia de una viajera del tiempo y me di cuenta de que a esa historia le faltaba corazón, ambiente, sentimiento...



Quizás estés pensando que las palabras de una historia no tienen ambiente, ¡Estás totalmente equivocada! Una historia me puede provocar un sentimiento infinito de soledad mientras que una me puede provocar felicidad o simplemente nada... La historia de la viajera del tiempo me provocaba nada.

No, no me estoy desviando del tema... (O quizás sí, pero continúa leyendo...)

El problema estaba en que yo no tenía inspiración, lo que me llevó a dejar de imaginar. ¡¿Puedes creerlo?! Algo andaba mal... Quizás la fábrica de sueños había hecho de las suyas robándose las ideas de mi cabeza para plasmarlas en sus efímeras películas... (Los de los sueños son unos cabrones porque idean cosas geniales que luego me hacen olvidar...) En fin... Ese día -o más bien en esa noche- se proyectaron muchas películas en mi cabeza mientras dormía, y creo yo que esa es la causa de que mi inspiración se haya agotado... O quizás sólo estoy un poco loca y ando echando culpas a quienes no se la merecen, en fin.



Escribí un poco, pero las palabras estaban huecas, MUY huecas. Y me dije a mí misma que no podía escribir algo si carecía de sentimiento, es decir, no puedo escribir una novela juvenil en un Instituto si cuando la leo no me siento como si estuviera en la incomodidad de un Instituto. 

Fue así como me dí a la tarea de buscar inspiración. Miré dibujos viejos y bocetos que nunca terminé, husmeé en la fuente de las letras y no encontré una sola oración que me hiciera volver a la vida.

¡Estaba vacía y gris!

Yo me había vuelto gris, ¿Cómo había podido suceder eso? Sí, chicos y chicas, tenía el típico bloqueo del escritor... pero no sólo eso. ¡Tampoco podía dibujar! El pozo de la imaginación de había secado y yo ya no tenía magia ni inspiración.

Quizás debo acudir al mercado y comprar una botella de ilusión y unas cuántas ramas de pasión, pero no. El remedio me saldría mal, vamos, que yo no soy de hacer esos remedios...

El anochecer está en camino y yo busco algún brillo o musa en los últimos rayos del sol. Casi sentía esa llama que le daba color a mi alma encenderse... por unos escasos segundos pude sentir el aliento del arte calar en mi corazón... 

Ahora estoy pensando seriamente en darme un paseo por las tierras de la Esperanza o caminar un rato por los caminos que llevan al país de la magia (No creo que dejen pasar a humanos pero lo intentaría...)

En fin... sólo quería decirte que sigo en busca de la inspiración.

You Might Also Like

1 comentario:

  1. (´• w •`)/ Holaaa!!!
    Que envidia lo que es yo si tengo bloqueos de imaginacion y bien pesados XDDD no tengo idea porque me daran pero bueno.

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar

Da igual lo que comentes, hazlo.